viernes, 27 de octubre de 2017

Conociendo a Alba Cayuelas

  Alba Cayuelas nació en Murcia una soleada mañana de primavera de 1990, donde creció prácticamente rodeada de montones de libros. Estudió Derecho en la Universidad de Murcia, si bien, muy pronto comprendió que su camino era otro bastante diferente. Gran apasionada de la lectura, su mayor sueño siempre ha sido escribir, cosa que ha hecho desde pequeña como pasatiempo.

  Se considera una eterna adolescente (de las partes buenas) y, como no podía ser de otra forma, su primera novela, “Esperando al viento”, está dirigida a ese público y, también, a todos aquellos adultos que, como ella, todavía recuerdan con cariño esa edad tan especial.




Hola Alba, lo primero de todo, gracias por dedicarnos unos minutos.
Encontrarás la reseña de 'Esperando al viento' aquí.

¿Cuándo comenzó tu afición por la lectura? ¿Con algún libro en especial?
Mi interés por los libros ha existido desde siempre, no hay ninguna época de mi vida que no recuerde con algún libro en las manos. Incluso durante toda mi adolescencia, yo fui esa chica que a veces prefería quedarse en casa los viernes por la tarde leyendo, antes que salir con los amigos.
He de decir que, de pequeña, lo que más leía eran cómics, y la verdad es que tengo una colección bastante enorme de Mortadelo y Filemón.

¿Quiénes son tus autores favoritos?
A decir verdad, no soy una lectora que se decante por autores concretos, quiero decir que no tengo escritores predilectos de los que leo absolutamente todo lo que sale. Me guío más por los libros y las historias que me atraen, y mis favoritos no son los libros típicos que cualquiera puede haber leído hoy día. Mis libros favoritos son aquéllos que, siendo muy joven, me descubrieron el auténtico placer de la lectura, y son “La historia interminable”, “La cabaña del tío Tom”, “El diario de Ana Frank”, la colección de “Los Cinco” de Enid Blyton, la saga de “Los Hijos de la Tierra” de Jean M. Auel y, por último, una novela que no es muy conocida, pero que, en mi opinión, debería serlo, y es “La niña que sabía dibujar”, de Penina Keen Spinka.

¿Qué necesita una historia para que sea perfecta?
Para mí, toda novela perfecta debe tener una buena historia de amor. Sí que es cierto que he leído muchas que me han encantado y no contaban con dicho elemento, pero creo que yo no llegaré a escribir nada que no tenga alguna pizca de ese sentimiento entremezclado con lo demás.
Además, debe tener una buena trama que enganche. En mi caso, como mis géneros preferidos son la fantasía y la ciencia ficción, me encanta que los libros te hagan pensar que todo es posible, que cualquier cosa que imagines puede existir en algún mundo paralelo o en un futuro no muy lejano, y que la magia es real.

¿En qué momento decides ponerte a escribir?
En general escribir, escribo desde muy pequeña, cosas como relatos, cuentos, ¡incluso canciones! Estando aún en el colegio eligieron uno de mis cuentos para publicarlo en una antología, y también escribí una obra de teatro cómica completa, titulada “Esta es la casa de Dios”, que después representamos en una función. Más tarde, en mi época de instituto y universidad, recuerdo que escribía muchísimo, pero ya relatos o escenas sueltas, y muchas ideas para futuras novelas que sigo guardando y que algún día tendré que revisar y rescatar.

En cuanto a esta novela en sí misma, la primera idea para ella surgió hace varios años, a raíz de algo que me contó una conocida. Por aquel entonces, yo escribía muchas escenas sueltas, y ese día escribí lo que hoy es el prólogo, y poco después, con esa idea aún en la cabeza, escribí el epílogo (sí, aunque parezca raro, escribí el principio y después el final, sin tener absolutamente nada definida la historia completa). Después, conforme pasaba el tiempo, de vez en cuando surgía alguna escena en mi cabeza, relacionada con la historia, que iba apuntando. Había veces que incluso “buscaba” imaginar esas escenas. Hasta que un día me di cuenta de que tenía tanto material ya que debía hacer algo con él, y me puse a escribir. Antes, desarrollé un poco más el hilo de la historia para conectar lo que ya tenía, aunque sin fijar lo que iba a pasar en cada capítulo, e intenté crear unos personajes que parecieran completamente reales, pero la mayor parte de la novela fue saliendo de manera más o menos espontánea cada vez que me sentaba a escribir.

¿Qué te impulsa a escribir?
Bueno, ser escritora siempre ha sido como un sueño para mí, escribir historias que llenen a otras personas como a mí me llenan las que yo leo y, para eso, el mejor remedio es poner todas mis ideas en un papel.

Además, a raíz de la publicación de “Esperando al viento”, han sido bastantes las personas que me han dicho que van a seguir mi futura trayectoria como escritora, que están deseando leer algo más mío, y eso es un verdadero aliciente para sentarte a escribir cada día. Saber que hay tantas personas, muchas de las cuales ni siquiera me conocían antes de esta novela, que me apoyan en ese sentido me motiva muchísimo para continuar.

¿Tienes algún ‘ritual’ a la hora de escribir?
Lo cierto es que no. Decidí empezar a escribir “de manera seria” después de tener a mi hija (hace dos años) y, aunque intento establecer unas horas fijas al día para escribir, no siempre es posible. Escribo en todos los ratos libres que tengo, y cuando la peque está más tranquila. Eso sí, suele ser en silencio (sin música ni nada de fondo), pues muchas veces tengo que aprovechar cuando está durmiendo, ¡jeje! Aunque, cuando tengo que escribir alguna escena que me ha inspirado una canción, sí que me la pongo para escucharla en bucle todo el tiempo que esté desarrollándola.

¿Cómo definirías ‘Esperando al viento’?
Esperando al viento” es mi primera novela acababa, y también publicada. Se trata de una novela romántica, tiene una historia de amor, obviamente, pero quien lo lea no va a encontrar la típica historia de chico conoce chica y se enamoran desde el primer momento, es bastante más complicado. Pero también, es más que eso. La novela comienza en un funeral. La protagonista, Abby, una chica de diecisiete años, ha sufrido una experiencia terrible, en la que pierde a alguien muy importante para ella, y toda su vida acaba sacudida y vuelta del revés, donde ella ve un presente y un futuro que le han arrebatado y otros en los que no quiere vivir y, por ello, se sigue aferrando desesperadamente a sus recuerdos y a su pasado, por temor a perder lo poco que le queda de él.

Por eso, “Esperando al viento” no es sólo otra historia más de amor. Es, sobre todo, una historia de lucha y superación, de aceptar los reveses de la vida, los obstáculos y las piedras en el camino, y de entender y aprender a vivir con nuestra propia realidad, por muy duro que nos parezca.
Esta novela se ha encasillado en el género de young adult debido a que la protagonista está en esa franja de edad, pero es una novela que puede leer cualquier persona, tenga la edad que tenga pues, todos los que ya no somos adolescentes, sí que lo fuimos una vez, y es muy fácil identificarse con los personajes de esta historia pues son personas normales, Abby podría ser cualquiera de nosotros, o cualquier persona que conozcamos, y lo que le sucede también podría pasarle a cualquiera. Así que, ¡animaos a leerla!

 ¿Podrías hablarnos del proceso de creación de Abby?
El personaje de Abby surgió de forma muy espontánea. Como la novela en sí misma nació de forma natural, no tuve tiempo para sentarme y plantearme cómo quería que fuera este personaje en concreto. Con las primeras escenas que escribí surgió una chica normal con una vida normal; también con un fuerte drama detrás de ella, pero normal al fin y al cabo. Después, conforme avanzaba la historia intenté mantener esa imagen de ella, que pudiera ser cualquier persona, cualquiera de nosotras, o cualquier amiga o conocida. Una chica adolescente como cualquier otra, que no es perfecta (quizás un poco como era yo misma a esa edad), ya que nadie lo es, y por eso es muy fácil identificarse con ella (y con el resto de personajes).

¿Cuál es la escena que más has disfrutado escribiendo? ¿Y la que más te ha costado?
Empezando por la que más me costó escribir, ésta fue, sin duda, la del accidente (no es spoiler, ya que la historia empieza así). No fue sencilla pues pretendía que el texto reflejara a la perfección la confusión de la situación en un primer momento, después el dolor de lo ocurrido, y por último el shock que le produjo a Abby vivir una cosa así. Pero creo que al final quedó bastante bien.
En cuanto a la que más disfruté escribiendo, bueno, digamos que fue el último capítulo, pero lo que sucede en esas páginas sí que no puedo desvelarlo, ¡jeje!

¿Qué sentiste al terminarla?
Me sentí muy orgullosa y feliz. Después de tantos proyectos que había empezado y dejado a medias, a pesar de lo mucho que amo escribir, ésta era la primera historia que completaba y veía el final, y con un resultado bastante decente, lo que me hizo ver que podía hacerlo. Aunque también sentí un poco de miedo pues, aunque a mí la historia me gustaba mucho, no estaba segura de que fuera a gustar a nadie más (menos aún para publicarla). Supongo que es un temor que compartimos todos los escritores.

¿Ha sido difícil lograr publicarla?
En mi caso, sé que tuve muchísima suerte. En un primer momento envié el manuscrito a un montón de editoriales, y la verdad es que no pasó mucho tiempo hasta que el editor Antonio Piñera, de la Editorial Rosetta, me confirmó que publicaría mi novela. Y eso, para alguien que sueña con abrirse un hueco en este mundo, donde casi ni siquiera tú mismo tienes fe en ti mismo, la sensación de que un editor, que se dedica profesionalmente a esto, confíe en tu historia, y más aun siendo novel, no se puede describir con palabras. El momento en que te dicen por fin que sí es muy emocionante, y te motiva muchísimo para continuar con esta aventura.

Aun así, el trabajo del escritor no termina cuando escribe por primera vez la palabra fin en el documento, ¡qué va! Luego hay que revisar ese texto tropecientas veces (creo que yo lo revisé unas siete u ocho antes de quedarme conforme con el resultado, y cada vez añadía frases nuevas, cambiaba algunas palabras, e incluso en una de las últimas añadí casi un capítulo entero nuevo). Y eso, antes de enviarlo a maquetación, porque cuando la hacen, tienes que volver a revisarlo todo para comprobar que el maquetador lo haya dejado bien y no hayan errores, y si hay errores, después tienes que volver a revisar para ver si los ha corregido y no han surgido más…

Después, tienes que escribir la sinopsis, ¡que es la cosa más complicada del mundo!, porque, si he necesitado 250 páginas para escribir esta historia, ¿de verdad tú crees que voy a poder resumírtela bien en un par de párrafos? Es muy difícil escribirla de manera que llame la atención lo suficiente como para que alguien se decida a comprar tu libro y leerlo.

También, tienes que ser muy activo en las redes sociales para que la gente te conozca. Yo, antes de que me dijeran que iban a publicar “Esperando al viento”, sólo tenía Facebook, y no escribía nada sobre mí, lo usaba para guardar cosas que me interesaban. Entonces tuve que abrirme la cuenta de Instagram, ¡que es una locura! Todo el día hay que estar pensando qué vas a publicar, de qué hablar que interese a la gente… Llegar al público idóneo para leer tus libros y conseguir seguidores es súper difícil, la mayoría te sigue no porque les intereses tú o tu trabajo, sino para que le sigas de vuelta, y si no lo haces pues te dejan de seguir… Hace poco abrí también mi Página Oficial en Facebook y mi Página Web (www.albacayuelas.com), que conlleva una labor de actualización (aunque no tan arduo).
También está todo el tema de promoción, por ejemplo, mis marcapáginas los diseñé e hice yo misma (me hacía ilusión, e iba a ser un regalo para los que asistieran a mis presentaciones). Días antes de cada presentación he hecho los carteles de invitación y he ido a dejarlos por diferentes sitios de mi ciudad, como institutos, colegios,…

Todas esas cosas, quieras que no, forman parte del trabajo del escritor de hoy día. Hay que salir a la calle, si no te mueves, nadie lo va a hacer por ti. Pero es un error pensar que nosotros finalizamos un libro, soltamos el lápiz y ya está, nos relajamos porque hemos acabado nuestro trabajo. Queda aún mucho por hacer, antes y después de que ese libro vea la luz.

¿Cómo es el día a día de una autora?
Mi día a día es bastante normalito, los escritores, por desgracia, no vivimos todas las aventuras que viven nuestros personajes. Me levanto temprano para arreglar la casa antes de llevar a la peque a la guardería y, una vez que está allí, tengo cuatro horas enteras para escribir (lo cual es todo un lujo con un bebé). Después de recogerla ya toca comida, un poco de siesta y toda la tarde en el parque (o si los abuelos se la llevan entonces puedo escribir un poco más). Después de acostarla a dormir, entonces tengo otro rato para escribir, leer o ver series, ¡a las que también soy absolutamente adicta!

¿Tienes algún proyecto nuevo para el futuro?
En realidad, en este momento tengo muchísimos proyectos en mente que me gustaría sacar adelante. Y, en concreto, ahora mismo estoy totalmente inmersa en una nueva historia, esta vez de género fantástico. Va a ser bastante más larga que “Esperando al viento”, aunque aún no tengo claro si serán dos o tres libros (todo dependerá de si, al final, el primero y el segundo pueden unirse en uno).

Por el momento, sólo puedo adelantar que la protagonista es una chica de diecisiete años con una herencia familiar un tanto peculiar: es la hija de la Muerte. ¡Y hasta ahí puedo leer! Espero poder desvelar pronto más cosas.

Además de esa, este verano he desarrollado la historia para una novela new adult que me gustaría empezar a escribir muy pronto, pero de esa sí que no puedo contar nada todavía, sólo que el título será, casi seguro, “SR” (sí, me sumo a la moda de desvelar primero las siglas, ¡jeje!), y que será muy romántica.

Muchísimas gracias por darme la oportunidad de realizar esta entrevista, para que todo el que desee leerla pueda conocerme un poco mejor como persona y como escritora, y también saber un poco más acerca de mi trabajo.
¡Ha sido un placer!


Muchas gracias de nuevo por tu tiempo, y espero volver a leerte pronto.

12 comentarios:

  1. ¡Hola!
    La verdad es que no conozco la pluma de la autora y, gracias a la entrevista que la he podido conocer un poco, me han dado ganas así que ya quiero ver que tal.

    ResponderEliminar
  2. Holaaa
    Gracias por la entrevista, no conocia a la autora y me apetece leerla ^^
    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    No conocía esta autora, por eso este tipo de entradas me gustan bastante porque descubro nuevas historias y talentos, animarme con otros argumentos. Me ha gustado conocer más sobre su proceso creativo, inspiración, historias que la han marcado, futuros proyectos y demás. En lo que no estoy de acuerdo es que menciona que toda historia debería tener una historia de amor, considero que en determinados casos lo que hace es entorpecer lo demás y que los demás elementos se sustentan por sí solos.
    Gracias por la entrevista.
    ßƐS❤S

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Iba a decir que no conocía a la autora pero en cuanto he visto la portada ya he caído y me he ubicado ^^ Coincidimos en muchas cosas, sobre todo en lo que comenta en la segunda pregunta (yo también me dejo guiar más por la historia en sí que por el autor) y los elementos que ella considera que debe tener una historia perfecta también son los míos, sobre todo por la parte de que enganche jaja

    Gracias por la entrevista. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola ^^ Tuve la oportunidad de leer el primer libro de esta autora pues ella misma me lo ofreció y reconozco que es un libro el cual consiguió generarme un sin fin de sentimientos, gracias a tu entrevista he podido conocer un poco mas a la autora y espero que pronto pueda leer algo nuevo sobre ella.

    un saludo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Leí esperando al viento de esta autora y la verdad que me gustó bastante, me ha gustado mucho poderla conocer más.
    Yo también de pequeña leía "Los Cinco" me gustaban mucho esas historias.
    ¡Un beso y muchas gracias por la entrevista!

    ResponderEliminar
  7. Hola, la verdad es que tengo muchas ganas de poder leer Esperando al viento. Tengo pendiente quedar con la propia autora, soy murciana como ella para que me de el libro. Espero poder hacerme con él y conocer a Alba pronto.
    Un beso soñador de parte de L!

    ResponderEliminar
  8. Hola!! no conocia a la escritora ni a su obra pero me encantan sus libros favoritos: la historia interminable y la saga de los hijos de la tierra están entre mis favoritos. Espero poder leer algo suyo pronto. Besos!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Gracias por la entrevista, siendo sincera no conocía a la autora pero con esto siento que la conozco un poco y la verdad es que me gustaría leerla ^^

    Besos <3

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    Alba es un cielo. Tuve la oportunidad de leer su novela y me encantó, soy de esas que están deseando leer algo más suyo y si toca la fantasía va a ser un seguro jajaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. No conocía nada sobre esta autora ya que no he tenido el placer de leerla pero aun así me ha gustado conocerla un poco, me llevo su libro apuntado para el futuro.
    Un beso, nos leemos

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!

    Conozco a la autora pero no su libro y estoy deseando conocer su pluma...

    ¡Nos leemos guapa, genial la entrevista!

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar!
Agradezco todos y cada uno de vuestros comentarios♥☺