jueves, 24 de septiembre de 2020

ÓRBITAL

 


2073, calentamiento global, los polos se derriten, los continentes se hunden. Sólo hay una solución: mirar a las estrellas. Con una nueva tecnología basada en la triangulación, las estancias orbitales son una realidad. La población necesitará viviendas, energía, granjas, jardines... son muchos los elementos a tener en cuenta. ¡Consigue los módulos necesarios y diseña la mejor estación! 

Así se nos presenta el juego de la editorial DMZ GAMES

 

,,
             - 1 tablero común.
             - 8 tableros de jugador.
             - 120 losetas de construcción.
             - 8 losetas de objetivo.
             - 20 monedas.
             - 1 libreto de puntuación.
            










La caja viene sin cuna y sin bolsa, por lo que todas las losetas de terreno quedan sueltas. Pero al resultar una caja tan amplia las podemos meter en bolsas sin ningún problema.

Al inicio de la partida todos los jugadores escogerán el mismo modelo de estación (A B C o D). Se colocará en el centro de la mesa el tablero común y encima de este las piezas que correspondan según el tamaño: 1, 2, 3, 4 o 5 triángulos. Y al lado de cada fila una pila con los triángulos del mismo tamaño para ir reponiendo. Y se entregarán 5 monedas a cada jugador. Por último se cogerán 2 losetas de objetivo al azar y se colocarán a la vista de todos. 

El objetivo del juego es crear nuestra estación espacial siguiendo un número de parámetros de manera que consigamos el mayor número de puntos posibles. Encontraremos losetas triangulares de diferentes colores que dependiendo de como las combinemos puntuarán más o menos. Las rojas son viviendas, amarillas granjas, azules plantas de energía, verdes jardines, grises restaurantes, naranjas supermercados, moradas teatros y marrones centros de reciclaje. Todas ellas están acompañadas de un icono que nos facilitará saber qué tipo de edificio es. 

En nuestro turno tenemos que coger una loseta y colocarla en nuestra estación adyacente a otra loseta. 

Los edificios se cogerán del tablero central. Si cogemos el que está primero, no tenemos que pagar ninguna moneda. Pero si queremos coger otro, tendremos que poner una moneda encima de cada edificio que nos saltemos. Estas monedas se irán acumulando encima de los edificios y el jugador que coja esa loseta, también se llevará la moneda. Una vez cogida una loseta el resto se desplazarán para cubrirlo e introduciremos uno nuevo.

El juego termina cuando un jugador rellene toda su estación o cuando se terminen las losetas de tamaño 1. Estad atentos porque si termina el juego y tenéis muchos huecos vacíos os restará un punto.

Para puntuar, se siguen los parámetros indicados en el manual. Al principio pensé que sería un poco lioso, pero ¡nada que ver! resulta bastante fácil. Además en nuestro tablero de estación hay una leyenda que nos recuerda la forma de puntuación, por lo que siempre la tendremos presente a lo largo de la partida. Que el juego incluya una libreta para puntuar lo hace todo más fácil. 


Nos encontramos ante un juego en el que la concentración, la capacidad de observación y anticipación son factores muy importantes. Saber planificar nuestros movimientos de ‘compra’ a la vez que gestionamos los recursos que vamos a necesitar para poder puntuar harán que todos los turnos sean muy importantes y que las decisiones tomadas en dichos turnos se hagan cruciales para poder puntuar más que nuestro adversario.
 

 


Es un juego destinado a un público joven-adulto. Ya que para los más pequeños me parece más complicado por todos los factores a tener en cuenta para elegir ficha en el turno. Por lo que a partir de 10 años como recomienda el fabricante me parece muy correcto.

El juego escala perfectamente a 2 jugadores, siendo partidas bastante dinámicas y que se pueden controlar. A más jugadores se puede ralentizar un poco el juego durante las primeras partidas y se vuelve más impredecible porque cuando nos vuelve a tocar el turno las piezas para comprar han podido cambiar bastante y que te hayan quitado la que te interesaba.

Es un juego en el que la interacción con el resto de jugadores no es primordial, puedes intentar construir tu estación e ir a lo tuyo sin necesidad de fastidiar al resto de jugadores.

Un juego tipo puzzle que va a gustar a jugones y no jugones.

Orbital es un juego con una ambientación alucinante, te metes de lleno en la misión de construir tu estación. La forma de construir la misma tiene mucho sentido, al igual que los patrones a seguir para puntuar. Al principio la manera de puntuación puede abrumar, pero es muy fácil. Además, en cada tablero tenemosnun resumen de los aspectos a tener en cuenta para puntuar.

La calidad de producción es buena, al igual que las ilustraciones. Quizás, podría tener otro tipo de monedas que no fuesen tan sencillas como las del parchís.

Los juegos estilo puzzle-rompecabezas me gustan mucho, y este en concreto supone un reto porque da que pensar. Le das a la cabeza pero sin aburrirte y de una manera bastante divertida.

Que tenga diferentes tableros hace que se convierta en un juego muy atractivo porque nos vamos poniendo retos cada vez más difíciles.

Un juego que escala bien a cualquier número de jugadores que no os dejará indiferentes 

Mi puntuación es de



3 comentarios:

  1. ¡Hola! Pues a pesar de la alta puntuación que le has dado, ni la temática ni el funcionamiento en sí me llaman la atención, así que no creo que sea un juego con el que me vaya a animar.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. Hola
    Ostras.. que pintaza que tiene, me lo apunto que este le va a encantar al pichurro
    Un bes💕

    ResponderEliminar
  3. Me ha parecido un juego muy entretenido e interesante. Hay muchas opciones para que cada partida sea diferente y no se hace pesado

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar!
Agradezco todos y cada uno de vuestros comentarios♥☺