miércoles, 5 de mayo de 2021

RAT ATTACK PARTY


Los jugadores intentan reunir comida y conseguir tantos puntos de victoria como sea posible. Pero ten cuidado con los gatos. Pueden ayudarte a conseguir un montón de valiosa comida, pero si no te deshaces de ellos a tiempo acabarás perdiendo puntos.

 

Un juego de ARRAKIS GAMES






- 60 cartas de 6 colores:

      - 42 Cartas de comida

      - 18 cartas de gato






La caja es muy pequeña lo que hace que podamos llevar el juego a cualquier parte. Además, las instrucciones son MUY claras.


Vuestro objetivo es conseguir el mayor número de puntos de victoria.


 Reparte a cada jugador un gato de un color diferente que pondrán en su zona de juego (las cartas se ponen delante de ti boca arriba).


Dependiendo del número de jugadores retiramos un número de cartas del mazo al azar. El resto de cartas formarán el mazo de robo.


Las 10 primeras cartas se colocan en el centro de la mesa boca arriba formando dos filas de 5 cartas (bancos de cocina), al lado de una fila pondremos una carta boca abajo, dicha fila estará protegida por lo que la denominaremos 'banco protegido', en este banco no podremos realizar ninguna acción.

 

En nuestro turno realizaremos una de estas dos acciones:


Coger una carta

Coge la carta de valor más bajo del banco activo y la añades a tu zona de juego. Si hay varias cartas con el mismo valor, puedes elegir.


Cambiar una carta

Esta acción tiene 2 opciones:


1.Cambia una carta de comida de tu zona de juego por una de valor más bajo del banco activo (no vale de valor 3, pero puedes intercambiar colores)


2. Cambia un gato de tu zona de juego por una carta a tu elección del banco activo. Al realizar esta acción moveremos al chez de banco, por lo que el banco protegido pasará a ser el banco activo. No se puede cambiar un gato por otro gato.

 

Las cartas de comida del mismo color de tu zona de juego forman un grupo. Cuando se tienen  3 cartas del mismo color las quita de su zona de juego y se las queda boca abajo, ya que se puntuarán al final de la partida. Las cartas volteadas no se pueden mirar y tampoco robar a otro jugador. Cuando formamos un grupo le podemos robar una carta a otro jugador de un color que no tengamos en nuestra zona de juego. 


Cuando un jugador roba la última carta de un banco, juega su turno de forma normal y luego repone el banco del mazo de robo.


Cuando se roba la última carta de la pila se cierra cocina, la partida continuará hasta que un banco se quede vacío. 


Los jugadores sumarán cada grupo de su zona de juego. El que sume más en cada grupo se llevará a su mazo de puntos la carta de mayor valor del grupo que haya puntuado más. En caso de empate ambos jugadores pueden añadir la carta de mayor valor. 

 

Cada jugador sumará los puntos de sus cartas conseguidas. El que más tenga, gana. En caso de empate, el que más cartas tenga gana. 

 

Para partidas más fáciles podemos jugar solo con un banco, sin el papel de chef. 



Nos encontramos ante un set collection de mecánicas súper sencillas. Sencillo para cualquier tipo de jugador. Además la opción de jugar sin el chef hace que resulte mas sencillo todavía.

 





Hoy os traigo un filler que os recomiendo para toda la familia, para amigos jugones e incluso para parejas. La edad recomendada me parece buena, si queréis jugar con más pequeños de 8 años lo podéis intentar con la regla son chefs siempre y cuando estén bastante a acostumbrados a jugar a juegos de mesa.


'Rat attack party' funciona bien a cualquier número de jugadores aunque a más jugadores habrá mayor interacción y no os centraréis solo en la rivalidad 1 a 1. Por eso a 2 jugadores este factor se pierde un poco, aún así se puede jugar.


Un juego que se puede sacar a mesa tanto a principiantes como a personas más jugonas, porque el factor de anticipación y observación es bastante importante. 


 

Uno de los grandes atractivos de este 'Rat attack party' es la rapidez de sus turnos. Solo poder elegir una acción hace que no nos eternicemos en jugar nuestro turno, eso sí, si jugáis con personas que piensan demasiado lo que pueden hacer el turno puede ser un poco más lento.


Parece un juego con poca miga, pero nada que ver.  El hecho de pensar si nos interesa puntuar más veces con números más bajos, o coger las cartas de mayor puntuación hace que tengamos que plantearnos que nos interesa mas. Y si a esto le añades que cada vez que puntúes le puedes robar a otro jugador... ¡mucho mejor!. 


Su formato tan portarle hace que lo podamos llegar a cualquier lugar y disfrutar de este precioso juego en el que seremos ratones, y digo precioso porque sus ilustraciones y su colorido me parecen muy acordes con la temática además de convertirse en un buen reclamo para los más pequeños de la casa. Lo que no quiere decir que los adultos no lo podamos disfrutar, sino... ¡todo lo contrario!


Personalmente me ha gustado mucho y estoy segura de que se va a convertir en uno de nuestros juegos del verano.


Mi puntuación de...














6 comentarios:

  1. Holaaa, no suelo jugar muchos juegos de mesa, pero este me parece genial, no sabia que existía. Gracias por tu opinión. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    No conocía este juego pero tiene buena pinta. No me importaría jugar unas partidas.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Este tipo de juegos de cartas no me terminan de convencer del todo, así que con este no me animo.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Me encantan los juegos de mesa, le daré una oportunidad a este. Saludos de blog divergente.

    ResponderEliminar
  5. HOLA HOLAAA!!
    Me ha flipado!
    Creo que lo voy a comprar!
    Un besote desde el rincón de mis lecturas💞

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar!
Agradezco todos y cada uno de vuestros comentarios♥☺